Nacional
Viernes 04 enero de 2019 | Publicado a las 17:34 · Actualizado a las 17:38
La historia del hombre que intentó evitar asalto y murió baleado frente a su familia en San Bernardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un hombre de 58 a√Īos falleci√≥ ayer luego de que dos sujetos irrumpieran en su hogar y le dispararan por defender a su familia en San Bernardo. El padre de familia era fan√°tico de los caballos, y llevaba una vida de esfuerzo en La Vega.

Durante la madrugada del jueves, 20 minutos antes de que Marcelo Arenas C√°ceres se dirigiera a La Vega a vender duraznos como lo hac√≠a todas las ma√Īanas, escuch√≥ algunos ruidos sospechosos en su casa oblig√°ndolo a revisar si su familia estaba bien.

El hecho se logró concretar luego de que el hijo menor de la víctima saliera de la casa para corroborar un corte de luz que se habría producido en la zona.

En ese momento dos encapuchados atacaron al menor de 12 a√Īos llev√°ndolo al interior de la vivienda donde estaba toda su familia, con la intenci√≥n de sustraer pertenencias de su hogar.

El padre de familia defendió a su esposa y a sus cuatro hijos, pero los sujetos que no han sido identificados, le propinaron cinco disparos con un arma de fuego lo cual le causó la muerte.

Fan√°tico de los caballos corraleros

El hombre de 58 a√Īos ten√≠a una gran afici√≥n por la vida ecuestre a pesar de que primeramente le ten√≠a miedo a los caballos, seg√ļn consign√≥ La Segunda.

Fue ah√≠ cuando Arenas comenz√≥ a adquirir caballos corraleros, siendo su favorito Cautivo Segundo, al cual llevaba a la medialuna “Los Valientes de Nos” de San Bernardo. Seg√ļn cuenta Sergio Figueroa, su amigo desde hace 30 a√Īos “Cada vez que hab√≠a un rodeo, Marcelo estaba ah√≠”.

“Era el regal√≥n de La Vega”

Por otro lado, Marcelo empez√≥ a trabajar a los 15 a√Īos comprando fruta en Lo Valledor para luego venderla en la feria libre de San Bernardo, donde los inspectores le confiscaban su mercader√≠a ya que no ten√≠a los permisos adecuados.

Miguel √Āngel Urrutia, amigo de la v√≠ctima y trabajador de La Vega, afirm√≥ que “mi jefe era el regal√≥n de La Vega, porque cada vez que llegaba al puesto, se repletaba de compa√Ī√≠a hasta el momento que se iba”.

Este s√°bado sus restos ser√°n trasladados en un carruaje rumbo a la medialuna de Nos, donde se realizar√° su funeral.

Tendencias Ahora