Nacional
Jueves 04 octubre de 2018 | Publicado a las 16:23
Comunas rurales piden que se vendan f√°rmacos en supermercados y almacenes de barrio
Publicado por: Ariela Mu√Īoz La informaci√≥n es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de la Asociación de Municipalidades Rurales (AMUR) y alcalde de Pirque, Cristián Balmaceda, solicitó una reunión con la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados para presentar la problemática que enfrentan las zonas rurales ante la compra de medicamentos.

Al no contar con la presencia de farmacias, las personas deben desplazarse en locomoción colectiva y recorrer varios kilómetros, en muchos casos, para comprar fármacos de venta directa.

La eventual venta de medicamentos en supermercados es aceptada por los 18 alcaldes de las comunas rurales del Gran Santiago. Esta es una de las medidas que el Gobierno pretende implementar a través de los cambios al proyecto de Ley de Fármacos II, que se discute en el Congreso.

Balmaceda sostuvo que el centralismo se hace notar incluso para comprar un paracetamol, “¬Ņc√≥mo es posible que una persona deba movilizarse kil√≥metros y kil√≥metros para comprar un paracetamol o un ibuprofeno?‚ÄĚ

‚ÄúHay algunas comunas rurales que tienen una farmacia o incluso, ninguna. Ser√≠a de gran ayuda, considerando las grandes extensiones territoriales que tenemos, que los almacenes de barrio y las g√≥ndolas de supermercados pudieran proveer a los vecinos de medicamentos gen√©ricos que est√°n disponibles por venta directa‚ÄĚ, agreg√≥ representante de la AMUR.

De esta manera, el jefe comunal recalc√≥ que es indispensable que la medida traiga consigo ciertos mecanismos de control, porque si bien la idea es hacer los medicamentos m√°s accesibles, tambi√©n debiera legislarse que se entreguen en dosis precisas‚ÄĚ.

As√≠, indic√≥ que esta pol√≠tica p√ļblica podr√≠a mejorar la eficiencia del sistema de salud y la calidad de vida de las personas, y en particular, en zonas rurales.

Juan Pablo Barros, alcalde de Curacav√≠, explica que descentralizar la venta de f√°rmacos de venta directa no afectar√° la salud de las personas, dado que ‚Äúestamos hablando de diversificar la oferta de analg√©sicos, antiinflamatorios, vitaminas, etc., en almacenes de barrio, minimarkets, supermercados, para sustentar las dificultades de la vida rural‚ÄĚ.

Barros concluy√≥ argumentando que la vida en una comuna rural es muy diferente a la que se vive en la urbe “porque las distancias, la movilizaci√≥n y el acceso a ciertos servicios, como las farmacias, es mucho m√°s complejo‚ÄĚ.

Tendencias Ahora