Nacional
"Todo hecho a mano": Rosalía, el local premiado por vender la mejor empanada de Santiago
Publicado por: Cristóbal Torres
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A dos semanas de Fiestas Patrias, ya se conoce el ranking de las mejores empanadas de la capital. T√≠tulo que otorga el C√≠rculo de Cronistas Gastron√≥micos y que este a√Īo tuvo como ganador a “Rosal√≠a”, un proyecto familiar que comenz√≥ en 1978 y que la semana pasada se coron√≥ como la casa de la mejor empanada de pino de Santiago.

Desde la comuna de Lo Barnechea los tel√©fonos no dejan de sonar en “Rosal√≠a”, sus due√Īas aseguran que una vez que los cr√≠ticos las premiaron, su demanda aument√≥ considerablemente y hubo colapso de pedidos.

“Nos avisaron el s√°bado en la tarde que hab√≠amos ganado y el domingo a las 12:00 ya no hab√≠a nada, ni pino, ni queso, nada”, coment√≥ a BioBioChile Yanette Figueroa, una de las due√Īas de la panader√≠a.

Cabe mencionar que son ocho familiares las que lideran la panader√≠a, quienes junto a dos hornos y una serie de bandejas listas para despachar, comienzan la jornada laboral a las 9:30 de la ma√Īana para concluir a las 18:00.

“Nosotras siempre hemos tenido trabajo, pero del domingo que llevamos haciendo pino todos los d√≠as, empanadas todos los d√≠as y muchos pedidos”, agreg√≥.

El pino y el comino

Al ser consultadas sobre la fabricaci√≥n de empanadas, Figueroa lo hace parecer sencillo. “Todo es hecho a mano, la masa, todo, no hay m√°quinas y nos ayuda mi sobrino”.

El círculo de críticos se basó en características específicas para dirimir en la decimocuarta versión del concurso: masa delgada, suave, consistente, ligeramente quebradiza, con suficiente manteca, pliegues proporcionados y bien horneada.

Asimismo, el pino debe ser un guisado jugoso, equilibrado, hecho con carne de vacuno de buena calidad, de preferencia picada, sin nervios o trozos de grasa y ali√Īado con comino.

Caracter√≠sticas que seg√ļn el c√≠rculo de especialistas, “Rosal√≠a” cumple con creces, desde la cebolla, cantidad justa de pino y un perfecto horneado.

No obstante, su due√Īa recuerda que no todo fue “maravilloso”, puesto que en sus inicios, su madre, de nombre Rosal√≠a, no dominaba bien el arte de fabricar empanadas.

“Ella comenz√≥ sola, haciendo pocas, a veces no le quedaban buenas, sobre todo la masa que es lo m√°s complicado, le cost√≥ sacar el permiso porque ella trabajaba sin permiso, pero ac√° estamos”, coment√≥ orgullosa Figueroa mientras atend√≠a pedidos.

URL CORTA: http://rbb.cl/hub4
Tendencias Ahora