Nacional
Elevan indemnización que debe pagar orden religiosa por atropello cometido por seminarista
Publicado por: Carolina Mardones La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Elevan indemnización que debe pagar orden religiosa por atropello cometido por seminarista

La Corte de Apelaciones de Santiago elevó a 90 millones de pesos la indemnización total que seminarista y los Padres Carmelitas Descalzos deben pagar solidariamente a los familiares de víctima que murió atropellada en julio de 2010 en la Región Metropolitana.

En fallo un√°nime, la Duod√©cima Sala del tribunal de alzada increment√≥ el monto de la indemnizaci√≥n a pagar al grupo familiar de Graciela Barrera Gonz√°lez, quien falleci√≥ atropellada por una camioneta que conduc√≠a, el 30 de julio de 2010, por el seminarista de la orden religiosa √Ālex Quevedo C√≥rdova, en Avenida Tobalaba al llegar a Padre Hurtado.

La sentencia de la Corte de Santiago ratifica la responsabilidad directa del conductor en el accidente, y de la orden religiosa como propietaria del vehículo.

“La norma contiene una hip√≥tesis de responsabilidad por el hecho ajeno y el due√Īo solo puede eximirse probando que el autom√≥vil fue usado contra su voluntad. El r√©gimen consagrado en la norma citada se funda en la culpa del conductor del veh√≠culo involucrado en el siniestro, pero acreditada √©sta surge la responsabilidad vicaria del due√Īo del veh√≠culo, en este caso de la Orden Se trata, entonces, de una responsabilidad estricta en la medida que el legislador establece la obligaci√≥n de garant√≠a del due√Īo del veh√≠culo y, por tanto, la v√≠ctima debe probar el hecho infraccional o descuido del chofer, no siendo exigible el reproche de culpabilidad respecto de la conducta del propietario ni le es admisible a √©ste la excusa de la debida diligencia empleada”, sostiene el fallo.

Resoluci√≥n que agrega que “en el caso de autos la responsabilidad infraccional del conductor del veh√≠culo se encuentra acreditada con el m√©rito de la prueba documental valorada en el motivo Noveno y D√©cimo del fallo recurrido (‚Ķ) trat√°ndose de la Ley del Tr√°nsito, existe culpa por el solo hecho de que el conductor haya ejecutado el acto prohibido o no haya realizado el ordenado por la ley, pues tal conducta significa la omisi√≥n de medidas de prudencia o precauci√≥n estimadas necesarias para evitar un da√Īo. Por consiguiente, acreditada la falta imputable al chofer se√Īor Quezada el d√≠a de los hechos, nace para el propietario la obligaci√≥n de resarcir civilmente el da√Īo en los t√©rminos del art√≠culo 174 de la ley 18.290, es decir, por el riesgo creado”.

Tendencias Ahora