Un trabajo conjunto de Carabineros y la Fiscalía en la región del Maule logró la detención de cuatro personas que presuntamente pertenecerían a una banda que se dedicaba a asaltar a conductores de aplicaciones móviles, por lo que fueron puestos a disposición de la justicia.

Tres de los imputados fueron formalizados ante el Juzgado de Garantía de Talca por los delitos de robo con intimidación, robo con violencia y robo en lugar habitado, según consignó El Centro.

La fiscal Lilian Alvarado solicitó en la audiencia la medida cautelar de prisión preventiva, a la cual el tribunal accedió acoger para los tres detenidos.

La cuarta persona, que también estaría relacionada con los hechos delictivos cometidos en Talca, fue detenida en La Serena, región de Coquimbo, y será formalizado durante la jornada de este viernes en el Juzgado de Garantía de dicha ciudad.

Según los antecedentes, todos los detenidos tenían condenas previas, inclusivo, algunos de ellos eran reincidentes, con 8 y hasta 17 detenciones policiales. Asimismo, mantenían causas pendientes y uno estaría vinculado a un delito de homicidio.

La banda presuntamente tendría relación con alrededor de 60 denuncias de asaltos violentos a choferes, hechos registrados entre marzo y mayo de este año, según información de Carabineros.

Desde los tribunales se determinó cuatro meses como plazo para el desarrollo de la investigación.

El operativo

Se trataba de decenas de denuncias de la misma naturaleza: sujetos que solicitaban traslados a través de aplicaciones móviles como Uber o Didi, pero en el camino asaltaban a los choferes.

Además, no eran las únicas víctimas, ya que los antisociales también robaban a transeúntes a mano armada.

Al respecto, la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi) de la Fiscalía Regional, designó a un equipo de la Sección de Encargo y Búsqueda de Personas y Vehículos (SEBV) de Carabineros Talca, para ubicar a los responsables de estos hechos.

La madruga de este miércoles, a través de allanamientos relámpago, se logró la detención de cuatro de los presuntos integrantes de la red delictual dedicada a asaltar choferes de transporte privado y a transeúntes.

Sin embargo, no serían los únicos involucrados en estos delitos, puesto que se trataría de una banda conformada por entre siete y ocho personas. Por lo tanto, a raíz de las indagaciones, existen órdenes de detención pendientes contra otros sospechosos.

El fiscal jefe, José Alcaíno, señaló que se trata de “un nuevo fenómeno delictual detectado por el Sacfi de la región del Maule” en cuanto a robos con violencia e intimidación cometidos por bandas delictuales.

Dicho modo de actuar de los asaltantes —según detalló el persecutor— era contactar a los conductores de aplicaciones móviles, luego los abordaban de forma violenta utilizando armas de fuego y cuchillos. Así intimidaban a los choferes para robar sus pertenencias y, en ocasiones, quitándoles el auto que utilizan para trabajar.

Además, asaltaban a transeúntes en la vía pública, sobre todo, en el centro de Talca y también en las calles aledañas a la Macroferia.