Un joven turista colombiano murió ahogado el domingo en el río Achibueno, región del Maule, lo que habría sido provocado por un calambre.

De acuerdo a Diario El Centro, Nicolás Castro Mejías, de 27 años, llegó al sector para descansar y disfrutar junto a su familia.

Tras lanzarse a un “pozón”, situado a la altura del kilómetro 33 de la Ruta L-45, que une Linares con Los Hualles, sufrió problemas en el agua.

Sus familiares fueron en su auxilio, pero no pudieron evitar su deceso. Antes del arribo de los equipos de emergencia se le realizaron diversas acciones de reanimación, pero sin éxito.

Al respecto, el capitán Nilo Morales Riquelme, de la Primera Comisaría de Linares, detalló que “eran en total seis personas de nacionalidad colombiana. En este contexto ellos ingresaron al río luego de comer”.

Junto con ello, precisó que “mientras nadaba en el río, según testigos, sufrió un calambre y cayó a un remolino. El arrastre fue mortal ya que al prestarle auxilio se percataron que el joven había fallecido”.

Ante esta situación, advirtió que es muy importante, independiente de los conocimientos y técnicas de nado, reposar después de comer antes de bañarse.

“Hay que reposar dos horas, descansar y realizar ejercicios antes de lanzarse al río. Además, es importante conocer estos lugares y asesorarse de los riesgos que existen”, concluyó.

El cuerpo fue remitido al Servicio Médico Legal (SML) para la autopsia, mientras que los antecedentes fueron remitidos a la Fiscalía Local de Linares.