Como una pésima noticia calificaron los comerciantes de la exzona del carbón el retorno de ambas comunas a la fase 1 del Plan Paso a Paso, medida que se comenzó a aplicar este jueves desde las 5 de la mañana.

Ya que más allá de los cuestionamientos que realizan por la efectividad de las cuarentenas y las bajas fiscalizaciones a cargo del personal militar y policial, también existe un desmedro económico. Aquello se refleja en el cierre de, al menos, 15 recintos del sector en Lota y otros 30 en Coronel.

Dicen que con el levantamiento de la restricción hace tres semanas habían presentado un leve repunte en sus ingresos, lo que fue interrumpido con la llegada de la fase 1.

Es por eso que no descartan retomar la toma de carreteras y otras movilizaciones en caso que el confinamiento supere el mes. Así lo señaló el presidente de la Cámara de Comercio de Coronel, César Soto.

Mientras que su par de Lota, Raúl Carrera, es partidario de un cordón sanitario debido a los pocos accesos que tiene la comuna.

Aquello, según el dirigente, permitiría el control de ingreso de personas provenientes desde otros puntos de la región y a la vez permitir la movilidad local, teniendo en cuenta que bajo cuarentena las ventas disminuyen y a veces se hace “insostenible” pagar los arriendos que fluctúan entre los 300 a 500 mil pesos mensuales.