Al menos cinco comunas de la provincia de Bío Bío presentan un nivel alto a medio de vulnerabilidad ante el trabajo infantil, cuya mayor preocupación se concentra en Alto Bío Bío.

Los datos fueron obtenidos a través de una herramienta estadística que fue creada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y que fue implementada en el país durante el segundo semestre de 2019.

Es así que se conoció que de las 365 comunas a nivel nacional, 81 presentan un alto nivel de vulnerabilidad al trabajo infantil, lo que considera, por ejemplo, el área laboral respecto al porcentaje de la población mayor de 18 años, como también el área demográfica, es decir, el porcentaje de la población entre 5 y 17 años.

También se incluye la población que pertenece a un pueblo indígena, el área de educación de los niños y niñas, y el nivel de educación de los adultos, entre otros.

La seremi del Trabajo de la región del Bío Bío, Sintia Leyton, explicó que este índice sostiene que diversas comunas de la provincia de Bío Bío están bajo un nivel importante de vulnerabilidad.

“Aquí en la región del Bío Bío tenemos seis comunas que se encuentran en este índice de alta vulnerabilidad, tomando Alto Bío Bío como una de las comunas de la provincia con más alto índice. Dentro del rango medio de vulnerabilidad tenemos Mulchén, Negrete, Quilaco, Santa Bárbara”, sostuvo.

En ese sentido, la autoridad hizo un llamado a la ciudadanía a no pasar por alto situaciones en que se vulneren los derechos de los menores.

“Tener cuidado con la tolerancia social. Muchas veces, nosotros visibilizamos el problema pero hemos entrado en una tolerancia del trabajo infantil y no recurrimos a las denuncias correspondientes”, indicó Leyton.

El trabajo infantil está marcado principalmente en el área del comercio, seguido del sector agropecuario. Ambos, suman más del 65% a nivel nacional.