La primera querella fue presentada en el caso de Moisés Belmar, quien terminó con dos balas en el tórax tras resistirse supuestamente y atacar con arma blanca a los miembros de un control policial la madrugada del domingo en la comuna de Yumbel, en la provincia de Bío Bío.

En la acción legal, los padres de quien se desempeña como gendarme en la cárcel de Puente Alto piden a la Fiscalía investigar como homicidio frustrado el caso que Carabineros asegura se originó al negarse el hombre a ser fiscalizado y además atacarlos, según ellos, con un arma blanca.

La presentación de la acción judicial patrocinada por el abogado Oscar Ulloa y es presentada a 24 horas después que el Ministerio Público informara la decisión de abrir de oficio una investigación por posibles apremios ilegítimos de parte de carabineros contra el hasta ahora único imputado en este complejo caso policial.

Moisés Belmar no ha sido aún formalizado por la Fiscalía al encontrarse en riesgo vital desde el domingo, situación que se mantiene según la información del Hospital de Los Ángeles.