La Corte de Apelaciones de Concepción revocó la libertad de un individuo detenido en Los Ángeles con dos kilos de cocaína y ordenó la prisión preventiva, no obstante se mantiene la ilegalidad del procedimiento a cargo de Carabineros.

Fue a principios de semana cuando en una fiscalización en la Ruta 5 en la provincia de Bío Bío, personal de Carabineros se percató de un hombre que manejaba un vehículo, al mismo tiempo que aspiraba algo desde una bolsa plástica, según se indicó en la denuncia a la Fiscalía.

La patrulla salió en su persecución y tras 10 kilómetros fue interceptado, siendo sometido Alex Arriagada Cuevas -el conductor- a un control de identidad, en cuyo marco fueron encontrados dos recipientes con 980 gramos de clorhidrato de cocaína en cada uno.

Arriagada fue imputado por tráfico de droga, pero según el Juzgado de Garantía de Los Ángeles la detención fue ilegal y por eso desechada la prisión preventiva, resolución que fue apelada y este viernes revocada por la Corte de Concepción, según explicó el asesor de la Fiscalía Regional, Andrés Pacheco.

Justamente con el voto en contra de uno de los ministros de la Segunda Sala del tribunal de alzada, quien estuvo por mantener la libertad del imputado, el defensor Jaime Pacheco calificó como contradictoria la prisión preventiva, manteniéndose la ilegalidad de la detención.

Consultado si el hallazgo del transporte de la cocaína no podía ser relacionado con un delito de narcotráfico en grado de flagrancia, el defensor penal explicó que no porque el procedimiento policial se inició por un control de identidad y no una investigación por droga.

La ilegalidad de la detención no fue apelada por el Ministerio Público y por eso ese aspecto no fue analizado por la corte penquista, pudiendo recurrir la Fiscalía en los próximos días.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)