Para el próximo 23 de septiembre fue agendado el inicio del segundo juicio simplificado que deberán enfrentar dos de los tres gendarmes sindicados inicialmente como responsables de lo ocurrido a Lorenza Cayuhán hace tres años.

En octubre de 2016, la comunera mapuche, en calidad de condenada por un robo con intimidación, fue trasladada al Sanatorio Alemán para dar a luz a su hija, siendo sometida a un parto de emergencia con sus pies engrillados, al no permitir los funcionarios penitenciarios el retiro de las medidas de seguridad.

Como responsables, la Fiscalía llevó a juicio simplificado a tres gendarmes, absueltos según un fallo del Juzgado de Garantía de Concepción, sentencia anulada por la Corte de Apelaciones penquista, ordenando repetir el procedimiento, pero respecto sólo de dos gendarmes: Cristina Segundo y Andrea Concha.

La acusadas enfrentarán una pena de un año de suspensión del cargo en caso de ser declaradas culpables, sanción solicitada por el Ministerio Público, que acreditó el delito de vejación injusta en el caso de la comunera mapuche.