Los restos de Lemuel Fernández Toledo, quien resultó muerto por el dueño de una propiedad ubicada en Tranaquepe, comuna de Tirúa, tras repeler un ataque por encapuchados el jueves pasado, fueron entregados por el Servicio Médico Legal de Concepción a familiares durante el viernes.

Posteriormente fueron trasladados hasta la localidad de Antiquina -al sur de Cañete- donde están siendo velados por familiares y amigos.

El día, la hora y el lugar donde se realizarán los funerales del joven aún no se ha revelado por familiares, funeral que se realizaría respetando y honrando todas las tradiciones mapuche.

En tanto, internado la Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI) del Hospital Regional de Concepción se encuentra David Mariñan Millahual, quien por causas que se investigan resultó herido a bala la noche del jueves.

El tribunal de Cañete dejó sin efecto una orden de detención contra Mariñan Millahual, por una causa de manejo en estado de ebriedad, por no pago de una multa y fijó audiencia de sustitución de multa para el 21 de agosto en el tribunal cañetino.

Mario Delannays, gobernador (s) de la provincia de Arauco -a nombre del Gobierno- rechazó estos hechos de violencia que atentan contra la integridad de las personas y dijo que están a la espera de lo que arroje la investigación para determinar los caminos a seguir.

Por su parte el fiscal Juan Yañez, dijo que la familia de Tranaquepe que fue atacada por encapuchados solo había sufrido el año 2014 el robo de animales pequeños.

El persecutor instruyó varias líneas investigativas las cuales ya se están llevando a cabo por la policía con la finalidad de reunir la mayor cantidad de antecedentes sobre esta causa que está en pleno desarrollo.