El seremi de Transportes del Bío Bío no descartó la posibilidad de que las líneas de taxibuses cuenten con un protocolo a la hora de quedar en panne en las vías críticas de la ciudad. Este anuncio se dio luego que una micro quedara detenida en el puente Llacolén, causando gran congestión vehicular.

Prácticamente a la mitad del puente Llacolén y en dirección Concepción, un taxibús de la línea Nueva Llacolén, quedó detenido tras sufrir un desperfecto, por un corte un resorte del acelerador.

El hecho ocurrió en hora punta, cerca de las 8:30 horas de este lunes y generó gran congestión vehicular.

El seremi de Transportes, Jaime Aravena, manifestó su preocupación por lo ocurrido y destacó que constantemente solicitan a los empresarios realizar una adecuada mantención de las máquinas, para evitar situaciones de este tipo. A esto agregó que las empresas tienen las responsabilidad de responder rápidamente.

Las compañías de la locomoción colectiva no tienen la obligación de contar, por ejemplo, con grúas para actuar ante este tipo de hechos, pero el titular de transportes no descartó la posibilidad de realizar un protocolo para que retiren los taxibuses con desperfecto lo antes posible de vías con alto flujo vehicular.

El taxibús estuvo detenido en el puente Llacolén por cerca de media hora.