El concejal de Los Ángeles, Víctor Salazar, compartió la idea que se fiscalice al DAEM tras la renuncia de su director, Levi Ramírez, pero no que se hagan juicios apresurados sobre el trabajo al interior de la entidad.

Lo anterior tras la solicitud hecha al Superintendente de Educación por parte del concejal Francisco González, quien pidió que se fiscalice el correcto uso de los dineros para mejorar la enseñanza que reciben los estudiantes del sistema municipal.

El edil de la DC dijo que hay una experiencia anterior sobre juicios apresurados que han hecho sus colegas a temas puntuales, los que después se han descubierto que estaban equivocados.

La concejala del Partido Radical, Myriam Quezada, señaló que son los padres y apoderados los más complicados con la inestabilidad de los directores del DAEM, ya que no se logra concretar un plan de trabajo como es debido.

A su juicio, este asunto no solo debe ser visto por el Mineduc, sino además por la Contraloría.

Ambos concejales lamentaron la salida de Levi Ramírez y coincidieron en que este será el tema de debate en marzo, cuando se retomen las labores tanto al interior del Concejo Municipal como el ingreso a clases.