En libertad, pero con prohibición de acercarse a los dos carabineros que resultaron quemados en medio del desalojo de un predio de Mulchén -región del Bío Bío- quedó la comunera mapuche sindicada como la persona que les lanzó agua caliente a los uniformados.

Una de las voceras de la Comunidad Autónoma Licancurra, Nora Fritz Ñancul, estuvo dentro de los 7 comuneros mapuches aprehendidos durante el desalojo protagonizado por Carabineros en el Fundo Ranquilco de Mulchén.

Solo ella fue presentada al Juzgado de Garantía de dicha comuna para enfrentar el control de la detención y la formalización de la investigación.

El resto fue dejado en libertad a la espera de la citación por parte del Ministerio Público, luego de pasar casi 24 horas en la Primera Comisaría de Los Ángeles.

El fiscal adjunto de Mulchén, Carlos Díaz, explicó que comenzaron una indagatoria contra la dirigente mapuche, por dos delitos, entre ellos el de maltrato de obra a carabineros de servicio, ya que ella le habría lanzado agua caliente a dos de los uniformados que realizaban el procedimiento.

Respecto a las medidas cautelares, el persecutor señaló que quedó con prohibición de acercarse a los dos carabineros y con orden de abandonar el fundo tomado.

El defensor penal público, Juan Muñoz, solicitó al tribunal que declarara ilegal la detención, sin embargo esto fue rechazado.

Consultado sobre la cautelar de hacer abandono del predio, el abogado explicó que se opusieron debido al proceso de reivindicación que lleva la comunidad.

La comunera niega haber sido ella quien le lanzó el agua caliente a los carabineros, sin embargo eso debiera ser aclarado durante la investigación, cuyo plazo se fijó en tres meses.

Carlos Agurto | RBB
Carlos Agurto | RBB