El Consorcio Agrícola del Sur lamentó el cierre de la fabrica de Iansa en Linares. Además aseguraron que es inadecuado que se intente “demonizar” el azúcar.

Como una “fecha amarga en la historia de la agricultura chilena”, calificaron el cierre de la planta Linares de Iansa, desde los gremios: Asoñuble, Socabio, SOFO, Saval, SAGO y Agrollanquihue agrupados en el Consorcio Agrícola del Sur CAS FG.

Haciendo además una defensa al cultivo de remolacha, que según explicaron desde 1953 “ha generado decenas de miles de empleos”, lamentaron lo ocurrido en la región del Maule.

El presidente del consorcio y líder de Socabío, José Miguel Stegmeier, subrayó dichas declaraciones, asegurando que es inadecuado que se intente “demonizar” el producto.

Las asociaciones gremiales agrupadas en el Consorcio Agrícola del Sur llamaron al ministro de Agricultura, Antonio Walker, a continuar trabajando para preservar el cultivo de la remolacha y salvar lo que aseguraron es “el sustento de múltiples familias que participan en la producción de azúcar”.