En su etapa final se encuentra el denominado Plan Seccional del centro de la capital penquista, que se realiza de cara a la reconstrucción del Mercado, en un trabajo que comenzó en septiembre de 2016 y que debe finalizar en junio de este año.

Dicha iniciativa, que está a cargo de una consultora, considera el sector en torno al abandonado recinto, que va desde O’Higgins hasta Rozas y desde Lincoyán hasta Castellón.

Entre las normas urbanísticas que se consideran, está limitar la altura de los edificios en la zonas cercanas a la Plaza Independencia, el Cerro Amarillo y el Mercado, para así mitigar los efectos de la construcción en altura, detalló la asesora la encargada de Asesoría Urbana del municipio, Karin Rudiger.

La medida fue bien recibida por la Cámara Chilena de la Construcción, tal como lo expresó su presidente en la delegación Concepción, Manuel Durán.

La recuperación del Mercado Central de la ciudad es uno de los ejes principales, ya que las normas están fundamentadas en la regeneración urbana que esto implicará. Eso sí, no hay plazos para la reconstrucción del emblemático centro comercial, recordó el alcalde Álvaro Ortiz.

El Plan Seccional deberá ser sometido a aprobación antes de entrar en vigencia y dependerá de lo que ocurra con el espacio, la iniciativa también incluye la construcción de pequeñas plazas en los alrededores del Cerro Amarillo, del Mercado y la Plaza Independencia.