Debido a la importante presencia de ejemplares de la Fragata Portuguesa, la Seremi de Salud de Valparaíso decretó este miércoles el cierre provisorio de tres playas de Puchuncaví. La resolución implica la prohibición temporal de baño y de las actividades recreativas en el ámbito marino.

La Seremi de Salud de Valparaíso informó este miércoles que se decretó el cierre provisorio de las playas de Puchuncaví por la presencia de “un número importante de ejemplares, que van en aumento, de la Fragata Portuguesa”.

La medida, según precisaron en un comunicado, se aplica en los balnearios de Aguas Blancas, Quirilluca y La Luna, y considera la “prohibición temporal de baño y de las actividades recreativas en el ámbito marino en las playas señaladas”.

Eso sí, aclararon que en dichos lugares sólo “pueden efectuarse actividades extractivas y productivas con precaución, hasta que la autoridad sanitaria lo determine”.

La Fragata Portuguesa secreta una neurotoxina que en contacto con las personas puede producir un intenso dolor, problemas respiratorios e incluso paros cardiacos al simple contacto con especies vivas o muertas, ya sea completa o con partes de ellas.

El cumplimiento de la resolución será fiscalizado por la autoridad marítima, la Municipalidad de Puchuncaví, Sernapesca y pescadores artesanales.