Un hombre fue detenido por funcionarios de la Policía de Investigaciones de Valparaíso transportando al interior de su cuerpo un kilo de cocaína, contenida en 93 ovoides.

La persona, fue aprehendida mientras se realizaba una fiscalización a automóviles en pleno horario de toque de queda. Al momento del control, los efectivos policiales se percataron que el involucrado cumplía con el perfil de correo humano de drogas.

Tras dichas sospechas, los funcionarios policiales procedieron a trasladar al individuo hasta el hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, donde se estableció la presencia de cuerpos extraños alojados al interior de su cavidad abdominal.

Fue en ese momento donde se instruyó, por orden del fiscal de turno, detener a esta persona y proceder a la evacuación de los ovoides que se encontraban en su interior.

El subcomisario Diego Bonmassar, indicó que se evacuaron de su cuerpo la cantidad de 93 ovoides de clorhidrato de cocaína de alta pureza, que corresponden a un kilo de droga, aproximadamente.

Según información preliminar, el detenido viajó en avión desde Iquique a la zona centro del país en la modalidad de correo humano, con la finalidad de entregar la sustancia ilícita a narcotraficantes.

Finalmente, el imputado fue puesto a disposición de la justicia para ser sometido a control de detención, quedando con la medida cautelar de prisión preventiva.