El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, presentó un proyecto de ley para hacer cambios en la justicia penal, laboral, familiar y civil en contexto de pandemia.

Desde Valparaíso, piden al Congreso adelantarse a un posible colapso de tribunales, señalando que cuando vuelvan a funcionar de manera presencial, no darán abasto por la cantidad de causas pendientes.

A nivel nacional, más del 80% de las audiencias judiciales han sido suspendidas este año producto de la crisis socio-sanitaria, y desde la cartera presentaron una propuesta para hacer cambios transitorios a la forma en que opera el sistema de justicia en la actualidad.

Ampliación de plazos, el acceso vía remota a muchos procedimientos judiciales y en general, cualquier medida tendiente a dar más eficiencia al sistema de justicia, indicando que ha habido una sobrecarga de trabajo debido a la disminución de ingresos, que se suma a la suspensión de audiencias.

En los Juzgados de Garantía hay una reducción de audiencias del 68%, mientras que en los tribunales de juicio oral en lo penal, de 65%. Las causas civiles anotan también un 45%o de caída.

El seremi de Justicia en la región de Valparaíso, José Tomás Bartolucci, reconoció que la zona ha sido impactada por el covid-19 en cuanto al funcionamiento de los distintos tipos de tribunales, y pidió al congreso que considere la propuesta.

Dicen que se están adelantando a un posible colapso. Desde el ministerio han indicado que sí mañana reabrieran los tribunales, no darían a basto por la cantidad de causas pendientes. Entre las áreas de familia, laborales y penales, hay una reducción de audiencias de un 66% en promedio.

La propuesta surgió del denominado Plan de Acción del Ministerio de Justicia que comenzó a funcionar en junio, luego de conocida la primera declaración del Estado de Catástrofe, y definió que el retorno de los tribunales de justicia deberá ser gradual, y deberá considerar estos cambios para evitar contagios.