Asados, pesca deportiva y picnics se han registrado de manera ilegal en la reserva Lago Peñuelas, que se mantiene cerrada producto de la pandemia.

190 personas ingresaron de manera ilícita a la Reserva Nacional Lago Peñuelas, pese a que Conaf mantiene cerrado el sector como medida preventiva frente a la emergencia sanitaria.

La cifra corresponde desde mayo, en donde los guardaparques sorprendieron a 179 personas, y los primeros días de junio, en donde se detectaron 11 personas más.

Así lo dio a conocer el director regional de la entidad, Sandro Bruzzone, quien agregó que esto se registró pese a las bajas temperaturas del lugar.

Además, detalló que a todos se les solicitó abandonar la reserva y regresar a sus domicilios.

Por su parte, el administrador de la reserva nacional, Óscar Salazar, manifestó que los ingresos ilegales se producen, principalmente, a través del sector denominado La Cancha.

El lugar está ubicado a un costado de la Ruta 68, cerca de las dependencias de la empresa sanitaria Esval, donde las personas realizan “pesca deportiva, picnics e incluso asados.

Infractores no tomaron medidas de protección

Según comentaron las autoridades de Conaf, gran parte de los infractores no contaban con implementos básicos de seguridad sanitaria como mascarillas o alcohol gel.

Así también, especificaron que durante los últimos años se han registrado detenidos por realizar fuego en lugar no habilitado.

Otro sector por donde ingresan es por el lado noroeste, que colinda con el parque industrial de Curauma y Nuevo Placilla, donde se ha visto a personas a caballo, en moto o bicicleta.