Tras una semana de manifestaciones que se han tomado las calles del país, Valparaíso y Viña del Mar realizaron su propia marcha masiva, en una columna que se extendió desde el reloj de flores hasta el centro de Valparaíso.

Desde Viña del Mar y por avenida España, sus habitantes marcharon por el descontento social hacia la capital regional para llegar al Congreso Nacional, congregando a más de 100 mil personas en un ambiente que los periodistas de Radio Bío Bío confirmaron como familiar y pacífico.

Sin embargo, tras llegar a avenida Pedro Montt, se registraron una serie de incidentes debido al actuar policial, que trató de dispersar a los presentes utilizando el carro lanzaaguas y gases lacrimógenos.

Los asistentes emitieron duras críticas al actuar de las fuerzas de orden, indicando que no hubo acción por parte de ellos que motivara la represión policial.

En entrevista con Radio Bío Bío, el contralmirante Juan De La Maza, negó esta situación, asegurando que algunas personas intentaron quitar las vallas papales que protegen al Congreso Nacional.

De la Maza reconoció que el inicio de la marcha comenzó de forma pacífica, algo que pudo comprobar desde la alturas mientras observaban en helicóptero, pero agregó que Carabineros responde acorde al ataque que están recibiendo por parte de los manifestantes presentes.

Al ser consultado por el exceso de gases lacrimógenos que se concentró en Baron, el jefe de Defensa señaló con molestia que la información que maneja es que no se registró el uso de este elemento disuasivo en el lugar, pese a lo reportado por numerosos auditores de Radio Bío Bío.

Además informó que no hubo presencia de militares en las cercanías de Plaza Victoria, algo que también fue informado por auditores que participaron en la marcha.

“Les pido por favor que me dejen trabajar para poder terminar con esto de la mejor forma posible”, señaló el contralmirante, estimando que participaron en la protesta cerca de 35 mil personas.

Escucha la entrevista completa realizada por Rodolfo Hahn aquí: