Región de Valparaíso
Lunes 14 octubre de 2019 | Publicado a las 16:42
Acusan que funcionarios municipales viñamarinos participan de cultos religiosos en horas laborales
Por Manuel Cabrera
La información es de Daniela Ruiz-Tagle
visitas

Otra polémica envuelve a la Municipalidad de Viña del Mar, la cual guarda relación con la realización de cultos religiosos en medio de horas laborales, los que involucrarían a funcionarios, un conocido pastor brasileño e incluso la entrega de las llaves de la ciudad a este último.

De acuerdo a lo señalado por La Estrella de Valparaíso, por medio de un video compartido en redes sociales se dieron a conocer las declaraciones de Marcos Brunet, músico y pastor que señaló haber tenido un encuentro con la alcaldesa Virginia Reginato y sus cercanos hace algunos meses, redefiniendo incluso el logo de la ciudad, al tildarla como “Viña del Mar, Ciudad de Dios”.

“El Señor abrió las puertas del gobierno. Estuvimos en la alcadía, ¿saben lo que está pasando ahí? La alcaldesa Virginia Reginato, estaba ella ahí. Nosotros entramos, todo el equipo de la alcaldía y comenzamos a orar. Estábamos todos en el piso en su despacho y literalmente nos entregó la llave de la ciudad”, expresó Brunet, de acuerdo a la publicación, en una reunión llevada a cabo en julio de este año.

En esa misma línea, el pastor explicó que la jefa de Gabinete, María Angélica Maldonado, es una de las funcionarias más dedicadas a este tipo de actividades.

“La jefa de gabinete está siendo discipulada y todo el equipo de la alcaldía es un gran equipo de discipulados. Hay una escuela de gobierno donde se enseñan los principios del reino de Dios. Están recibiendo estrategias de como, por ejemplo, tener una deuda de 10 millones cómo pagarla en nueve meses con diseños que Dios le dio, precisó.

Eso sí, las palabras de Marcos Brunet no se quedaron allí, indicando que “la ciudad de Viña del Mar tenía un slogan que decía Ciudad Bella y el Señor les dijo que era una señal de orgullo y lo cambiaron. Ya no es Viña del Mar Ciudad Bella, sino que es Viña del Mar, Ciudad de Dios”.

Eso sí, las preocupaciones de algunas autoridades se basan en que alguno de los cultos se habrían realizado en horas de trabajo y en dependencias de recintos bajo el cargo de la casa consistorial, específicamente el Hotel O’Higgins.

Autoridades exigen investigaciones

Debido a esto, concejales de Viña del Mar pidieron explicaciones y solicitaron que la Contraloría Interna del municipio comience una investigación, para que se indague si existe financiamiento público en estos presuntos cultos religiosos.

El diputado Andrés Celis, quien también ejerció como exconcejal de Viña del Mar, relató que en su periodo como edil fue testigo de cuando la jefa de Gabinete se convirtió al cristianismo, sin ver ninguna irregularidad.

Sin embargo, enfatizó en que es importante dilucidar si es que se están utilizando recursos municipales para hacer este tipo de actos, ya que incluso se habla que se le hizo entrega de la llave de la ciudad a un pastor y que se realizan distintas actividades.

El parlamentario dijo que llegará hasta la contraloría interna, para que se indague el hecho y si no queda contento con la investigación recurrirá a la contraloría regional.

Por su parte, la concejala Laura Giannicci también solicitó durante esta jornada que el mismo ente municipal inicie una investigación.

A su vez, el edil Sandro Puebla pedirá antecedentes sobre la entrega de las llaves de la ciudad al pastor en cuestión y si es que eso ha causado algún costo municipal.

El diputado y exalcalde de Viña del Mar, Rodrigo González, fue más tajante y pidió la renuncia de María Angélica Maldonado, así como también de la jefa comunal, Virginia Reginato.

Ante esto, las autoridades en cuestión esperan que estos hechos sean aclarados lo más pronto posible.

Tendencias Ahora