En los últimos meses, dos nonatos habrían fallecido producto de una negligencia médica en el Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar.

Los hechos indican que las madres fueron atendidas por becarios quienes las dieron de alta sin tener que hacerlo, por lo que impulsaron el proyecto de ley Danielito, que ya se encuentra en el Congreso.

Karina Álamos, madre de la joven que perdió a su hijo Daniel, denuncia que el 21 de junio su hija entró en trabajo de parto, y luego de monitorear su situación y practicarle exámenes, una becada a cargo de la unidad de obstetricia del hospital, habría decidido darla de alta diciéndole que faltaban muchas horas para que el bebé naciera.

Sin embargo, cuando volvieron a las 8 de la mañana, el bebé ya había fallecido. Según Karina, desde el recinto le respondieron que había una negligencia médica y le entregaron la auditoría.

“Me entregaron la auditoría donde dice que claramente que si la becada no lo hubiera dado de alta, otra cosa hubiera pasado, que probablemente mi nieto estaría vivo, algo muy malo está pasando, murieron tres bebés en menos de dos meses”, afirmó.

Marcela Aguilar, perdió a su bebé en circunstancias similares y en el mismo hospital. A ella le indicaron que su bebé tenía bajo peso, por lo que debían intervenirla antes de las 38 semanas.

Cuando llegó a hospitalizarse, el médico que había llevado los controles de su embarazo, había salido de vacaciones, y la habrían atendido tres médicos diferentes, dos de los cuales, según Marcela, habrían sido becarios. Ellos la mandaron a solicitar una hora, pero le respondieron que no habían camas, finalmente a las 38 semanas y 4 días volvió al hospital, pero su hija Isabella ya había fallecido.

“Se había muerto unas horas antes que nosotros llegáramos al hospital, ellos tenían que haberme sacado mi bebé el día 15, eso estaba programado, dejaron que mi bebé muriera. Me dijo una doctora que esas cosas siempre pasaban en el hospital, que era normal que se murieran las guagüitas”, expresó.

Producto de esta situación, las mujeres se organizaron para impulsar un proyecto de ley que denominaron Danielito, que ya cuenta con cerca de 10 mil firmas.

El senador Francisco Chahuán recibió esta petición, y mencionó que este proyecto de ley busca establecer la supervisión de médicos especialistas a becarios que prestan servicios en hospitales públicos.

“Hoy estamos presentando un proyecto de ley que busca establecer la supervisión de médicos especialistas a los becarios que hoy día prestan servicios en los hospitales públicos, han juntado 10 mil firmas en poco más de una semana, buscando que estos casos no queden en la impunidad”, puntualizó el parlamentario.

Pese a que estas madres aún lloran la partida de sus bebés, esperan que el proyecto de ley se apruebe para que ninguna otra persona tenga que vivir la pérdida de su hijo por negligencia médica.