Rechazada quedó la demanda que la empresa Reconsa y la inmobiliaria Montemar interpusieron en contra del Fisco por la supuesta expropiación de 30 hectáreas del campo dunar en Concón.

El vigésimo segundo Juzgado Civil de Santiago dejó sin efecto la moción, argumentando que las empresas no contaban con un plan de impacto ambiental.

El 12 de diciembre de 2016 fue presentada la acción legal, que tenía por objetivo que el Estado se hiciera cargo de los 79 mil millones de pesos en favor de las empresas.

La pugna judicial fue originada tras la acusación de las firmas de haber sufrido una “confiscación” de terreno dunar.

El abogado del movimiento Duna Viva, Gabriel Muñoz, indicó que el tribunal falló en contra de las empresas, ya que el Estado no causó perjuicio patrimonial a los demandantes. Añadió que con esta determinación, se ratificó la decisión de la Corte Suprema, que el pasado 5 de junio declaró ilegal las obras de Reconsa.

Desde el Movimiento Duna Viva, informaron que ahora buscarán que la Municipalidad de Concón declare ilegal la construcción de las 23 torres que comprende el proyecto inmobiliario de Reconsa y las dos torres Santorini por la constructora VIMAC, emplazadas en la comuna de Viña del Mar. Enfatizaron que el objetivo final es demoler los edificios en construcción.

Desde el municipio de Concón expresaron que durante esta mañana se referirán al conflicto.