Región de Valparaíso
Miércoles 24 abril de 2019 | Publicado a las 14:39 · Actualizado a las 16:31
Carencia de especialista dej√≥ a ni√Īa tetrapl√©jica: justicia falla contra servicio de salud p√ļblico
Por Yerko Roa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La justicia conden√≥ en primera instancia al Servicio de Salud Metropolitano Oriente al pago de 150 millones de pesos a los padres de una ni√Īa que result√≥ con par√°lisis cerebral de tipo tetrapl√©jica tras ser intervenida en el hospital de Hanga Roa por una apendicitis.

Cuando s√≥lo ten√≠a tres a√Īos, en 2008, la ni√Īa J.C. entr√≥ de urgencia al hospital de Hanga Roa por una apendicitis. El doctor a cargo consider√≥ que la situaci√≥n no les daba tiempo para que fuera trasladada al continente y por ello decidi√≥ operarla en ese lugar.

Pero existía un problema mayor: no había anestesista en el hospital de Rapa Nui, debido a que unas semanas antes la doctora que cumplía esa función había presentado una licencia.

Así, el médico a cargo le pidió a otro colega, sin la especialización y que sólo había aplicado anestesia general en dos ocasiones, que lo ayudara.

Pero tras una dif√≠cil intubaci√≥n, que dur√≥ cerca de una hora, y haber sido sedada, la ni√Īa present√≥ complicaciones cuando intentaban operarla. La menor incluso tuvo que ser reanimada y no se pudo terminar la intervenci√≥n.

Al d√≠a siguiente fue trasladada al hospital Luis Calvo Mackenna de Santiago, en el que se pudo terminar la operaci√≥n y donde le diagnosticaron da√Īos neurol√≥gicos permanentes.

Una parálisis cerebral de tipo tetrapléjica, amaurosis de origen central (pérdida de la visión) y una discapacidad severa fueron parte de los problemas de salud derivados.

Despu√©s de 11 a√Īos, finalmente el 27 Juzgado Civil de Santiago orden√≥ al Servicio de Salud Metropolitano Oriente pagar 150 millones de pesos en indemnizaci√≥n a los padres.

En la sentencia, no se cuestionó la decisión de los médicos de operar en la situación de urgencia en que se encontraban, sino que se responsabilizó al organismo por no contar con un anestesista en el recinto asistencial.

De acuerdo al tribunal, fue el propio servicio el que reconoci√≥ que el da√Īo probablemente se produjo porque se intub√≥ mal a la paciente, lo que provoc√≥ una depresi√≥n respiratoria secundaria a los medicamentos anest√©sicos, que devino en un paro cardiorrespiratorio que origin√≥ una hipoxia cerebral (reducido suministro de ox√≠geno que llega al cerebro).

Tendencias Ahora