El Ministerio de Salud levantó la prohibición de baño en prácticamente todas las playas de Rapa Nui, después de la confirmación de ausencia de la fragata portuguesa en el sector Pea y de Poko Poko. Sin embargo, la medida restrictiva se mantiene para el balneario de Anakena.

Francisco Álvarez, seremi de Salud, mencionó que continúan en modo de alerta y trabajando en coordinación con la Armada para realizar monitoreos y vigilancia de todas las playas de la región.

Asimismo, entregó recomendaciones si es que algunas de estas especies marinas se presenten nuevamente en balnearios de la zona, donde aconsejó ir al centro de salud más cercano en caso de picaduras.

El 17 de octubre, la Capitanía de Puerto de la Armada en Rapa Nui decretó el cierre de las playas de la isla por la aparición del espécimen, con la presencia cercana a 500 medusas en el borde costero.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya se han registrado tres fallecidos a nivel mundial luego de tener contacto con este ejemplar. Además, señala que la presencia de estos organismos son intermitentes, y dependen de marejadas y vientos reinantes donde pueden ser desplazados hasta alcanzar el litoral.

Las exposiciones tóxicas asociadas a este tipo de organismos marinos se producen con mayor frecuencia por contacto accidental durante un baño de mar, a pesar de que muchos de estos incidentes suelen ocurrir con especies ya muertas o con restos de ellas.