Nacional
Jueves 09 agosto de 2018 | Publicado a las 10:31 · Actualizado a las 13:51
Sacerdote chileno destituido por el Vaticano: Niego cualquier acto con significado genital
Publicado por: Nicol√°s Parra
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Niego en m√≠ cualquier acto que tenga un significado genital”. Con esas palabras, Jaime Da Fonseca se defendi√≥, luego de que fuese destituido como sacerdote por el Vaticano, tras una investigaci√≥n can√≥nica en su contra derivada por acusaciones de acoso y abuso sexual, adem√°s de encubrimiento.

El organismo supremo de la Iglesia Católica dictaminó esta semana imponer la pena de la dimisión o pérdida del estado clerical al presbítero de manera inapelable.

En una dura carta enviada por el expárroco de Quilpué a El Mercurio de Valparaíso, negó las acusaciones en su contra y criticó al renunciado obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte, quien también ha sido vinculado a delitos de similar connotación.

“He le√≠do la informaci√≥n que en este diario (El Mercurio de Valpara√≠so) el exobispo Gonzalo Duarte ha dado acerca de mi persona, la que niego absolutamente. Niego en m√≠ cualquier acto que tenga un significado genital. Niego que haya abusado de autoridad sobre aquellos que s√≥lo he servido”, expres√≥ Da Fonseca.

En esa l√≠nea, el exsacerdote a√Īade que el exl√≠der de la iglesia porte√Īa “consigui√≥ lo que deseaba. Ello es tratar de lavar su imagen a costa de otros”.

Y agrega: “Quiero pensar que, en algunas personas, su condici√≥n episcopal no las exime de las fuertes consecuencias adosadas a la edad o a los efectos del c√°ncer que sufri√≥ que pueden traer, a veces, efectos indeseados, como la severa alteraci√≥n del juicio y de la memoria y el indisimulado anhelo de limpiar su precaria imagen develada a costa de la destrucci√≥n √©tica de otros”.

“Como no puedo pensar en maldad, no me queda otra explicaci√≥n a lo hecho por el exobispo Duarte”, sentencia.

Como en la inquisición

Respecto de las acusaciones en su contra, Da Fonseca escribió que Duarte le negó la posibilidad de defenderse, tras salir de la Parroquía de Quilpué.

En efecto, el ahora expresbítero fue denunciado por primera vez por casos de abuso sexual y por encubrimiento en 1992. Posteriormente se presentó una denuncia canónica y civil desde el 2012 por acoso y abuso sexual, además de otra acción por encubrimiento de acoso sexual, abuso y violación.

Luego de esa √ļltima denuncia, fue sacado del puesto que ocup√≥ en la parroquia Nuestra Se√Īora del Rosario de Quilpu√©, siendo asignado vicario de la parroquia de Vi√Īa del Mar, y un a√Īo despu√©s qued√≥ con permiso de ministerio libre, para supuestamente ocuparse de temas familiares.

En ese contexto, acusa que “cuando sal√≠ de la Parroquia de Quilpu√© le ped√≠ un juicio (a Duarte). Me lo neg√≥. Simplemente me lo neg√≥ y como en los peores tiempos de la Inquisici√≥n me oblig√≥ a dejar la Parroquia sin reconocerme el derecho que yo me pudiese defender”.

“Usar√© todos los medios que tenga a mi alcance para que emerja el esplendor de la verdad real, y no como la presenta en su mente el exobispo Duarte”, sentencia.

“Yayas”

Tras conocerse la misiva, el vocero de las v√≠ctimas de abusos de sacerdotes en la regi√≥n de Valpara√≠so, Mauricio Pulgar, es “impresionante” que en el af√°n de defenderse de Jaime Da Fonseca, se hayan validado varias acusaciones que han realizado como colectividad durante los √ļltimos a√Īos.

“Es como una tremenda bomba”, declar√≥.

En tanto Sebasti√°n Del R√≠o, quien indic√≥ a Duarte como responsable de acoso sexual en su contra, adem√°s de manipulaci√≥n de conciencia y abuso de poder, dijo que entre Da Fonseca y Duarte se conocen varias “yayas”, y que la carta del exp√°rroco de Quilpu√© viene a demostrar que existe una cacer√≠a de brujas entre ellos.

“Ambos se saben bastantes ‘yayas"”, coment√≥; a√Īadiendo que la Di√≥cesis de Valpara√≠so debe reconocer que Duarte tambi√©n merece sanciones.

Tendencias Ahora