La Agrupación Acción por Los Cisnes pidió a la Superintendencia de Medio Ambiente el cierre preventivo de la Planta Valdivia de Celulosa Arauco.

Esto, tras los cambios en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter tanto en el agua como en el luchecillo, esto último advertido por la Corporación Nacional Forestal.

Luego de la alerta pública que hizo la agrupación sobre turbiedad en el agua en el lado norte del Humedal del Rio Cruces, con cambio en la coloración en el luchecillo, la Corporación Nacional Forestal confirmó cambios en algunos sectores del Santuario, según el director regional de CONAF, Óscar Droguett.

Sin embargo, la vocera de la agrupación ciudadana, Ximena Rosales, indicó que en el plan de manejo del santuario está señalado que su principal amenaza es la planta de celulosa.

Ante la evidencia, pidieron el cierre preventivo de la planta Valdivia hasta que termine la investigación.

El jefe regional de la Superintendencia de Medio Ambiente en Los Rios, Eduardo Rodríguez, confirmó la recepción de nuevos antecedentes para la indagación que ya comenzaron, sin descartar nada de lo que indique la ley orgánica.

Consultados sobre lo que ocurre en el santuario, la empresa se excusó de hablar públicamente por el tema.

La Conaf indicó que de los más de 8 mil cisnes de cuello negro censados en septiembre, en noviembre contabilizaron más de 11 mil 300 ejemplares.

Tanto la seremi de Medio Ambiente como el Consejo Consultivo del sitio cuestionaron la falta de oportunidad en la entrega de información del programa de monitoreo en el humedal, que por medida judicial, tiene a su cargo la Universidad Austral de Chile.