Una gran sorpresa se llevaron los habitantes de Mantilhue en Río Bueno, por la presencia de pumas en la zona, lo que incluso provocó un despliegue para bajar a uno que se subió a un árbol en la ribera del lago.

Se trata de una realidad con la que no se habían enfrentado los residentes, quienes sí reconocieron que esto ocurre en otras zonas más cercanas al área cordillerana.

Así lo señaló Arnoldo, residente de Mantilhue, quien fue testigo del operativo para capturar al puma.

Donde la situación alcanzó otros ribetes fue en la comunidad Pillan Caulle, del sector Boquial 2, por el permanente deambular de los felinos, según dijo Erwin Marigual, vicepresidente de la agrupación vecinal del sector.

El dirigente indicó que más de un centenar de ovinos, además de varias aves de corral, se han transformado en pérdidas por el ataque de pumas que se desplazaron a la zona baja de la cordillera.

Sin embargo, el mayor temor es por posibles ataques a residentes, entendiendo que la actividad productiva obliga a incursionar en áreas boscosas

Desde la dirección regional del SAG en Los Ríos, se confirmó que la situación esta en conocimiento y que se instauró una mesa multisectorial donde se busca apoyar a quienes se sienten perjudicados por la presencia del puma.

Cedida a RBB
Cedida a RBB