Un niño con discapacidad que fue retirado por su familia de un colegio particular subvencionado en Valdivia, por una presunta discriminación de su profesora jefe, no habría encontrado recepción en al menos 10 escuelas públicas de la ciudad.

Desde el DAEM de la ciudad desmintieron a la mujer y señalaron que sí hubo una alternativa.

Todo partió luego de los problemas que sufrió Francisco, de nueve años, quien era estudiante del Colegio Ecológico San Felipe. El menor presenta artrogriposis, una enfermedad degenerativa que afecta a sus extremidades, debiendo desplazarse en silla de ruedas.

A raíz de un presunto caso de discriminación por parte de quien era su profesora jefe, su familia decidió retirarlo del establecimiento.

Yesica Segovia, madre de Francisco, explicó que buscó matrícula en cerca de 10 colegios municipales de la ciudad, teniendo sólo respuestas negativas por la falta de espacios adaptados para su hijo.

Por este motivo determinó acudir al Departamento de Educación Municipal (DAEM) de Valdivia, donde, a su juicio, no hubo solución a su requerimiento.

La directora del DAEM de Valdivia, María José Yáñez, negó que a la madre no se le entregaran alternativas de matrículas para el niño, explicando que se le ofreció el colegio Fedor Dostoievski por la cercanía con su hogar, pero la apoderada la habría desechado.

Yesica explicó que luego de mucho buscar, finalmente encontró matrícula para su hijo en la Escuela particular Hogar del Niño de Collico, recinto que a su juicio cuenta con todas las adecuaciones para un estudiante en situación de discapacidad física.

La representante del DAEM de Valdivia reiteró a la madre del pequeño que la alternativa ofrecida en el colegio Fedor Dostoievski aún está vigente y que si lo requiere el niño podría ser matriculado para el próximo año.