Era el 4 de octubre de 2017 en la comuna de Mariquina, cuando se notificó a personal policial la desaparición de Regina Pichún, mujer de 32 años y madre de dos hijos.

El hecho conmocionó a toda la comunidad en la región de Los Ríos, ya que pasaron casi seis meses hasta que el cadáver de Regina fue encontrado en una quebrada de la zona, luego que Eduardo Ramírez Araneda, de 41 años, confesara que mató a la mujer.

Poco después de su desaparición, en octubre de 2017, la Fiscalía dispuso de diversos operativos y organismos para dar con el paradero de Regina. Desde el 4 de ese mes que no se sabía nada de ella

Pasaron 38 días y la idea de un fatal desenlace comenzaba a tomar fuerza. El subcomisario, Pablo Reinabel, señaló a Radio Bío Bío que estaban buscando en los domicilios que la mujer tenía en Mariquina y Valdivia, con el objetivo de dar con su paradero.

Mientras tanto, buzos del grupo de rescate de Mehuín buscaban en esteros y ríos del sector.

Desesperación de la familia

Pasaron tres meses desde la desaparición. Aún no se tenían mayores antecedentes de Regina. Mientras, su familia y amigos realizaban distintas actividades para continuar con la búsqueda.

En conversación con diversos medios de comunicación, lo único que solicitaban era que su desaparición “no quedara en el olvido”.

A los cinco meses, la hipótesis que tomó fuerza fue la de un secuestro. Sin embargo, tampoco había mucha información para sostener esa idea.

Confesión del crimen

En marzo de 2018, ya habían pasado casi seis meses de la desaparición de Regina. Estaba terminando el mes, cuando la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a Eduardo, quien confesó matar a la mujer en su taller.

El 27 de ese mes, el cadáver de Regina fue encontrado al interior de un saco en una quebrada de la zona.

Cedida a RBB
Cedida a RBB

En la audiencia de juicio oral de este 19 de junio, el imputado entregó todos los detalles de cómo mató a la joven madre.

Según la versión del hombre, ambos tuvieron una relación de casi seis meses luego que se conocieran en 2015.

El imputado añadió que esta no duró mucho, sin embargo, habrían tenido encuentros esporádicos entre 2016 y 2017. Algo que habría ocurrido mientras el hombre tenía una relación formal con otra mujer, con quien esperaba una hija.

“Perdí la noción”

Era octubre de 2017 y Regina llegó al taller del imputado. Discuten. Llegan a las agresiones físicas.

Él la habría aprisionado con sus manos. Ante el tribunal intentó justificarse, diciendo: “Ahí perdí la noción… exploté”. Cuando la soltó, ella cayó desplomada, instante en que se percató que estaba muerta.

Según dijo el acusado en la audiencia, en ese momento pensó en su pareja embarazada, Regina muerta y sus problemas. Señaló que pasó por su cabeza llamar a Carabineros, pero sabía que eso le significaba quedar detenido y dejar a su novia sola con un embarazo.

El hombre continuó con con su declaración y manifestó que su única salida era esconder el cuerpo. Aprovechó que justo ese día no había nadie en el taller, por lo que metió el cadáver en un saco, se fue en su camioneta por el camino al Puente Pechuco y transitó por el sector de Las Atenas.

Vio un camino angosto, entró pero luego volvió a salir. Llegó a otro acceso, ingresó y asustado sacó el cuerpo, bajó por un camino y lo dejó sin sacar el saco. “Fue rápido”, manifestó.

“Sé donde está”

Avanzó más de la mitad de la audiencia. En su relato, el hombre consignó que pensaba que en cualquier momento la policía golpearía su puerta para detenerlo.

Un oficial de la PDI que lo reconoció habló con él, pero omitió información.

Carlos López | RBB
Carlos López | RBB

Tras la llegada de fin de año, las fiestas y además temas familiares, finalmente en marzo lo llamaron desde la PDI, le preguntaron si sabía algo y lo citaron a declarar un día lunes. El jueves era el nacimiento de su hija.

Durante el juicio, finalmente el Eduardo manifestó que se acercó a un funcionario y le solicitó hablar a solas. “No puedo seguir con esto, sé donde está”, le dijo al oficial.

Entregó los detalles de lo que ocurrió. Los oficiales fueron al lugar, donde encontraron un saco rojo. Lo tomaron constatando el hallazgo y se retiraron del lugar.

Hoy, Eduardo continúa en prisión preventiva. Por su parte, la Fiscalía solicita 12 años de cárcel en contra del hombre que confesó matar a la mujer de 32 años y madre de dos hijos.

Esta nota se hizo con colaboración del periodista de Radio Bío Bío en Valdivia, Carlos López.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg