Los hallazgos patrimoniales encontrados bajo el río Valdivia, en la región del mismo nombre, tras las prospecciones para el proyecto del “Nuevo Puente Cochrane” quedarán en el lugar, sin intervenir.

Los faluchos o embarcaciones usadas para remolcar madera o hasta animales de la época republicana hundidos en el río, además de un ancla también en el lecho y que fue hallada justamente abajo de donde pretende emplazarse el viaducto, seguirán en su lugar.

Así lo confirmó el director regional del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), Raúl Escaráte, en el marco de las acciones para mitigar los impactos de del proyecto de conectividad, entre las calles Los Pelús y Cochrane, sobre el río Valdivia.

La autoridad manifestó en todo caso que el Consejo de Monumentos Nacionales deberá determinar de qué forma tales hallazgos serán puestos en valor.

El director regional del Serviu también manifestó que en el sector de Los Pelúes habrá una instalación museológica que hará referencia al patrimonio histórico de la zona y a los hallazgos arqueológicos tanto terrestres como subacuáticos.

En tanto, para el sector de Cochrane, se proyecta la denominada “Plaza de Los Canelos”, siendo la principal área verde de los accesos al puente cuyas obras se espera que sean ejecutadas en 2020.