Gendarmería detuvo al miembro de una red de distribución de drogas que operaba al interior del Complejo Penitenciario de Puerto Montt, región de Los Lagos.

El detenido es un interno del módulo 53, que trabaja para la empresa concesionaria como supervisor de reposteros, tarea que le permitía moverse con relativa libertad en los distintos módulos de la unidad penal.

Al momento de ser revisado, el interno portaba 70 dosis de cannabis sativa, 626 mil pesos y un teléfono con cargador. A continuación se procedió a allanar su celda, donde se encontraron otras 181 dosis de marihuana, 800 mil pesos y otro celular.

El director regional de Gendarmería, Sebastián Urra, indicó que esto no sólo significa terminar con un ilícito en el interior del penal, sino que además mejorar las condiciones de seguridad en el recinto.

Todos los antecedentes se entregaron al Ministerio Público, para continuar con la investigación del resto de la banda, esta vez apuntando a los proveedores de la droga.