Desde el Sernameg en la región de Los Lagos advierten que las “funas” en redes sociales pueden traer problemas legales a las víctimas de violencia de género, esto luego que La Corte de Apelaciones de Puerto Montt, ordenara borrar publicaciones donde se estaba acusando a un hombre como presunto responsable de golpear a su ex pareja.

Las funas, conocidas ahora como un presunta medida para defenderse en casos donde la justicia no actúa en el contexto de delitos de violencia de género, han cobrado fuerza en Facebook e Instagram, llegando hasta los tribunales.

En uno de estos casos, un hombre recurrió a la Corte con un recurso de protección por ver denostada su honra y dignidad, además de la de su familia.

De forma unánime los magistrados acogieron la solicitud, ordenando que la mujer que borre de sus redes sociales las acusaciones que había hecho, dejando claro además en el fallo que esa no es la forma de buscar justicia, e instando a la misma a denunciar los hechos acontecidos.

Ante esto, una persona que periódicamente representa víctimas en materia judicial es el abogado del Sernameg, Marcelo Urra, el que advierte que las funas pueden traer problemas a las denunciantes, por ejemplo, cuando el imputado es declarado inocente, lo que puede llevar a tomar acciones de injurias y calumnias.

“Eso no quita que nosotros entendamos que la víctima, en muchos de estos casos, hagan estas funas porque ven que el aparato de justicia es muy lento, no hay medidas cautelares que protejan, hemos visto mujeres que han vuelto a ser víctimas de violencia por parte de su agresor”, detalló.

El juez vocero de la Corte de Apelaciones, Patricio Rondini, dijo que se ha vuelto recurrente que algunas personas recurren a los tribunales luego de ser víctimas de funas en las redes sociales.

El magistrado agregó que las diferencias de las personas deben ser resueltas en tribunales, donde un juez imparcial resolverá conforme a derecho, lo que no ocurre en plataformas como Facebook o Instagram.

Lo cierto es que siempre será recomendable hacer las denuncias correspondientes a fin de que se logren condenas que tengan equivalencia con la gravedad de los delitos que han afectado a una persona.