Sólo otros tres cupos de la UCI del Hospital Base de Osorno estarán disponibles para la atención de pacientes que sean derivados de otras zonas del país. La medida, que fue anunciada por el Servicio de Salud, busca garantizar cupos para pacientes de la provincia.

Lo anterior fue dado a conocer a raíz del arribo de cinco pacientes desde la región Metropolitana. Con su llegada al principal recinto asistencial de la provincia de Osorno, se copó el 50% de los equipos de ventilación mecánica con los que cuenta el Hospital.

El director del Servicio de Salud de Osorno, Daniel Núñez, informó que en conjunto con el equipo de la atención crítica del Hospital San José, basándose en números e índices de ocupación, ofrecieron entre dos a tres cupos más como máximo.

Desde el Servicio indicaron que a la fecha el recinto de salud de alta complejidad cuenta con una disposición de ocho cupos para pacientes críticos.

En cuanto al trabajo que se ha llevado a cabo en la zona para enfrentar la pandemia, Núñez dijo que se ha podido asegurar un buen desempeño. Toda vez que se ha logrado mantener buena comunicación entre la Seremi, los servicios y la salud municipalizada.

En cuanto al trabajo que se realiza con las residencias sanitarias, explicó que ya se han cumplido dos meses desde que se comenzó a trabajar con los recintos. A la fecha -en las tres que administran- las ocupaciones bordean entre el 70% a 75%.

Señaló que esto permite controlar situaciones como la que ocurre con un grupo de personas de nacionalidad haitiana, quienes fueron derivadas a un centro. Para lo cual se cuenta con una persona que trabaja como traductor.

Es por lo anterior que Núñez señaló que resulta imperante poder aumentar la condición y capacidad de los recintos en Osorno, toda vez que la estrategia ha demostrado que permite mantener control de puntos de contagio. Por lo cual, dentro de la semana se aumentarán los cupos en la provincia.