En toma se encuentra el hospital de Calbuco, en protesta por al desvinculación de cuatro funcionarios. Sólo se están atendiendo los casos de emergencia.

La decisión de sacar a los trabajadores fue tomada por el Servicio de Salud del Reloncaví, debido a casos de ausentismo prolongado, de más de 180 días en dos años. Hecho que habría afectado el funcionamiento del recinto hospitalario.

Gina Alvarado, dirigenta del Hospital de Calbuco, dijo que están movilizados con el fin de que desde el servicio reincorporen a los funcionarios.

Jessica Argel, una de las trabajadoras desvinculada del hospital, dijo que se tomó licencias a raíz de enfermedades tanto de ella como de su hija.

Los trabajadores, que se han manifestado en reiteradas oportunidades pidiendo que se reconsidere la decisión, informaron que el paro es indefinido y que sólo estarán atendiendo casos de urgencia.

Desde el Servicio de Salud del Reloncavi manifestaron que la decisión no se puede retraer, por lo que sólo se puede acatar.