Debido a que se mantiene la mala condición atmosférica en cuanto a la calidad del aire en Osorno, las autoridades han decretado -por segundo día consecutivo- una nueva emergencia ambiental para la jornada del miércoles 24 de julio.

Este el octavo episodio crítico de esta índole en lo que va del año en la ciudad que fue declarada como zona saturada en 2012 por uno o más contaminantes.

Según explicaron las autoridades, lo anterior se debe a que desde la jornada de este martes se ha presentado una disminución en el factor de ventilación producto de la baja intensidad de vientos, temperaturas pronosticadas bajo cero, sumado a la ausencia de precipitaciones a raíz de una alta presión que ingresó a la zona.

Lo anterior se traduce en una tendencia al aumento del uso de calefactores, que repercuten en el incremento de las emisiones de material particulado fino que afectan de forma directa la mala calidad del aire.

A lo anterior se suma que la restricción de humos visibles para los artefactos a leña de todas las viviendas.

Además, no se pueden realizar actividades físicas al aire libre en toda la zona urbana.

Mientras que entre 18:00 de este martes y 06:00 horas del miércoles se prohíbe el funcionamiento de calderas industriales y de calefacción que no cumplan con la norma primaria de calidad ambiental.

En tanto, desde la Seremi del Medio Ambiente llamaron a la población a respetar las medidas en la prevención de la salud sobre todo en los grupos de riesgo compuesto por los adultos mayores, niños, embarazadas y enfermos crónicos.