El Administrador Apostólico de Puerto Montt, Ricardo Morales, declaró estar impactado por la muerte de un sacerdote investigado por presuntos abusos sexuales. El hombre se suicidó en la casa donde vivía.

Francisco Nuñez tomó la drástica decisión en su domicilio y tras pasar 20 horas, fue encontrado por un familiar.

El sacerdote era investigado desde el 2016 y fue separado de sus funciones religiosas en 2018 por instrucción de Ricardo Morales.

El administrador apostólico envió una carta a la familia y a la comunidades de la arquidiócesis Puertomontina, manifestando estar impactado y aludiendo a las preguntas y cuestionamientos que pudiesen aparecer.

Morales, máxima autoridad eclesiástica en la capital de Los Lagos, agregó que no se debe cuestionar, reprochar ni buscar responsabilidades.

En tanto, en un comunicado emitido en el sitio web del Arzobispado de Puerto Montt, Morales escribió que “me estremece hoy, de un modo singular, que un hermano sacerdote haya llegado a vivir una angustia a tal límite”.

El peritaje al cuerpo sin vida del presbítero lo realizó la Brigada de Homicidios de la PDI quienes determinaron las causas de muerte.

Tras los peritajes realizados en la casa ubicada en el pasaje Guacolda de la población Brisa Mar, el cuerpo fue llevado hasta el Servicio Médico Legal de Puerto Montt para la autopsia.

Suicidio
Si necesitas ayuda psicológica especializada o conoces a alguien que la requiera, el Ministerio de Salud tiene un teléfono de ayuda atendida por profesionales todos los días del año y las 24 horas, en el 600 360 7777. Si no tienes saldo puedes pedir que te llamen de vuelta aquí