Productores, especialistas del Servicio Agrícola Ganadero, Instituto de Investigación Agropecuaria y otras instituciones y organismos ligados a la producción de la papa se reúnen para el control y el manejo de la marchitez bacteriana.

Fue a través del Ministerio de Agricultura, informaron que actualmente se registran en la llamada Zona Libre, 1.357 hectáreas con enfermedades cuarentenarias de la papa, siendo el mayor problema la marchitez bacteriana, presentando 781 hectáreas y 79 focos entre las regiones de La Araucanía y Los Ríos.

Cabe destacar que en el país el 61%, de la producción promedio total, están en el área libre de enfermedades cuarentenarias, que integra la región de Los Lagos.

Ivette Acuña, subdirectora del Instituto de Investigaciones Agropecuarias Remehue y fitopatóloga especialista en papa, manifestó que para el combate de la enfermedad se basa en la necesidad de conocer la bacteria y cuáles son las alternativas de erradicarla de los predios.

Además explicó que la importancia de la protección del suelo es la consecuencia de hacer bien las cosas y como los agricultores están previniendo la contaminación.

Sobre los impactos de estas enfermedades, explicaron que mundialmente son reconocidas por las graves pérdidas que causan, donde según las condiciones ambientales, pueden llegar a afectar hasta el 70% de la producción.