Casi 30 millones de pesos deberán desembolsar las empresas Rees SpA y Otten S.A. luego que la Corte de Apelaciones fallara en favor de un extrabajador que acusó vulneración de garantías fundamentales, tras el acoso recibido por parte de una de las jefaturas.

Si bien los nombres de las empresas no son muy conocidas, éstas tienen directa relación con la reconocida firma pastelera Rhenania en Osorno.

Roxana Carrasco, abogada del trabajador afectado, explicó a Radio Bío Bío que su representado soportó por más de cinco años una serie de hostigamientos por parte de un superior, lo que decantó en una enfermedad profesional que lo llevó finalmente a cortar todo vinculo laboral y exigir el pago de una compensación.

Considerando que para la parte demandada aún queda una última instancia de apelación, Carrasco explicó que ello solo pasaría por una instancia de unificación de jurisprudencia, en la Corte Suprema.

No obstante, dijo que están confiados en que nuevamente todo se resolverá en favor del trabajador, ya que revisando antecedentes de estos casos, solamente el 3% son aceptados.

La abogada explicó que a pesar que tanto el trabajador como el denunciando se encontraban por más de 20 años prestando servicio en las firmas, fue hace aproximadamente cinco años cuando se registraron los primeros hechos.

Agobio laboral, sobrecarga de trabajo, malos tratos, hostigamiento grave y reiterado es parte de la acusación que finalmente concluyó con la sentencia de segunda instancia, ya que en primer término la causa se vio en Osorno, pero la jueza suplente que vio el caso, no dio a lugar las acusaciones.

De esta forma, el fallo dicta que las demandadas deberán cancelar casi 30 millones de pesos por concepto de: indemnización sustitutiva de aviso previo; indemnización por años de servicio más un incremento del 50%; indemnización adicional; y finalmente se suman todos los reajustes e intereses previstos en el Código del Trabajo.