El Tribunal Oral en lo Penal de Castro acogió los argumentos de legítima defensa y absolvieron a un hombre acusado de matar a un joven en Ancud.

Los magistrados terminaron por admitir la tesis de la defensa en torno a cómo se produjeron los hechos que rodearon la muerte de Javier Figueroa Farías.

El joven de 22 años murió en julio del 2017 tras resultar gravemente herido en una riña registrada en el sector Fátima.

Filippo Corvalán, defensor penal público, reconoció que el acusado agredió a la víctima pero motivado para defender a un amigo.

El fiscal Javier Calisto sostuvo que no comparten la decisión de los jueces y van a esperan conocer el contenido del fallo.

Durante el juicio se reveló que el imputado golpeó en la cabeza con un palo a la víctima, la que agonizó por varios días en un centro asistencial.

El ministerio público había solicitado ocho años de presidio para el acusado.