Nacional
Tras dos a√Īos: laicos de Osorno a√ļn exigen expulsi√≥n de Juan Barros de la di√≥cesis local
Publicado por: Alejandro Alarcón La información es de: Tania Lavado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Dos a√Īos se cumplieron ya desde la ca√≥tica llegada del Obispo Juan Barros Madrid a la di√≥cesis de Osorno, la cual estuvo marcada por protestas, detenciones e incluso rechazo a su arribo al interior de la Catedral San Mateo donde manifestantes en medio de un forcejeo terminaron por quitarle la mitra y lanzarla.

Dos a√Īos que han sido un constante ir y venir por parte del grupo de laicos organizados que han hecho p√ļblico su rechazo a trav√©s de funas en cada una de las acciones religiosas efectuadas por el prelado en la zona. Acciones celebradas por muchos y rechazas por otros.

Juan Carlos Claret, miembro del Movimiento de Laicos en Osorno, en conversaci√≥n con Radio B√≠o B√≠o hizo un breve an√°lisis de lo que ha sido tal arribo, manifestando que nadie crey√≥ o se imagin√≥ que Barros Madrid estar√≠a en Osorno tras dos a√Īos de f√©rreo rechazo, haciendo noticias por las miserias que pasan los fieles con su presencia m√°s que su ministerio.

Una de las consecuencias de su presencia en la di√≥cesis local es la ‚Äúinmensa y evidente‚ÄĚ divisi√≥n que se mantiene entre los que profesan la fe Cat√≥lica y que se mantiene incluso en medio del clero, ya que sacerdotes han finalizado peleando por estar en favor o en contra del obispo.

Disputas que han pasado desde agresiones verbales a físicas, como lo sucedido tiempo atrás donde incluso una religiosa encabezó -dijo- tal pugilato contra quienes rechazan la presencia del prelado en la zona.

Consultado Juan Carlos Claret si el hecho que hayan transcurrido dos a√Īos sin que vean alg√ļn avance en la materia no los desmorona, el integrante del movimiento de Laicos en Osorno se√Īal√≥ que el pueblo de Israel vag√≥ por desierto 40 a√Īos y jam√°s perdieron la esperanza.

Si bien los tribunales de justicia han dado una respuesta tajante, sobre que no se puede perseguir judicialmente a los Obispos en Chile, quedaba la opci√≥n de desarrollar un proceso can√≥nico. Sin embargo se encuentran con la piedra de tope que uno de los que resuelve -o juez- es el Papa quien ya mostr√≥ su postura al se√Īalar tiempo atr√°s que los cat√≥licos en Osorno sufren por tontos y por obedecer a los ‚Äúzurdos‚ÄĚ.

Para finalizar, Claret se√Īal√≥ que esos dos a√Īos no lo ven como tiempo perdido o como una causa perdida, sino que como un proceso de prueba y donde se mantiene la inc√≥gnita ¬Ņpor qu√© el Obispo Juan Barros no ha aceptado reunirse con los Laicos de Osorno?

URL CORTA: http://rbb.cl/garw
Tendencias Ahora