Tras la decisión de la Tercera Sala de la Corte Suprema, el Fisco deberá pagar por daño moral a la familia Luchsinger Pauly, una indemnización de 50 millones de pesos más sus respectivos reajustes, luego que fueran víctimas de dos atentados incendiarios en Vilcún.

La Corte Suprema condenó al Fisco por falta de servicio, por lo que deberá pagar una indemnización de 50 millones de pesos a la familia Luchsinger Pauly, de la comuna de Vilcún, tras ser víctimas de dos atentados incendiarios en el fundo en el que residen.

El máximo tribunal del país resolvió lo anterior, tras rechazar recursos de casación que fueron presentados buscando dejar sin efecto lo que en su momento resolvió la Corte de Apelaciones de Temuco que acogió las demandas, presentadas por la familia Luchsinger Pauly, propietarios del fundo San Luis de Palermo, tras ser atacados la madrugada del 10 de junio de 2014 y madrugada del 20 de noviembre de 2015, pese a que en el lugar había punto fijo de Carabineros, para este último caso.

El abogado Carlos Tenorio, quien representa a la familia, precisó que esta sentencia sienta jurisprudencia para las víctimas de hechos similares que se han sucedido especialmente en La Araucanía, pese a que solo se acogió el daño moral y no se atendió la demanda por perjuicios que suma varios millones de pesos en pérdidas.

Con la decisión de la Tercera Sala de la Corte Suprema, el Fisco deberá pagar por daño moral a la familia Luchsinger Pauly, una indemnización de 50 millones de pesos más sus respectivos reajustes, pese a que por este concepto se pedían 900 millones de pesos.