Un presunto hallazgo arqueológico en las obras que se ejecutan para reponer el puente ferroviario Cautín en Temuco y que fue confundido inicialmente con la cabeza de un rewe, resultó ser una pieza de arcilla moldeada.

El pasado 30 de enero, a solicitud de la empresa contratista de EFE, concurrieron al sector de las obras dos profesionales de la Oficina Técnica Regional del Consejo de Monumentos Nacionales y el director del Museo Regional de La Araucanía, Miguel Chapanoff, para verificar el hallazgo.

Según lo ratificó el seremi de las Culturas, Enzo Cortesi, resultó ser una pieza de artesanía moderna.

De acuerdo a los resultados de la visita y a las indagaciones realizadas, se determinó que no existen depósitos arqueológicos en el lugar correspondiente al lecho del río Cautín y que la pieza correspondería a una manufactura artesanal de data reciente, por parte de una persona sin gran experticia, que talló sobre un bloque cilíndrico de material arcilloso previamente amalgamado y modelado.

Por otra parte, según lo indicado por el director del Museo Regional, Miguel Chapanoff, el aspecto del rostro no es coincidente con las representaciones de figuras humanas de la tradición mapuche, que tanto destacan en las esculturas de madera y los ornamentos de plata, sin perjuicio de lo cual se destacó que se haya avisado a la autoridad pertinente lo que permitió activar un protocolo para este tipo de hallazgo.