A 12 años de presidio fue condenado Pablo Iván Oñate por el delito de incendio en lugar habitado, en el contexto de un femicidio frustrado.

Se trata de un caso donde el condenado agredió a su pareja que se encontraba al interior del dormitorio principal del inmueble que compartían y luego le prendió fuego al lugar.

El fiscal jefe de Angol, Cristian Gacitua, entregó algunos detalles de este juicio y comentó que el incendio fue observado por un vecino del lugar quien rescató a la víctima de la llamas y logró salvarle la vida, ya que después el incendio se propagó por toda la mediagua en la que vivían.

El persecutor destacó también la importancia de este juicio, ya que la víctima posteriormente se retracto de todo lo señalado durante la investigación a las policías y, pese a ello, los magistrados llegaron a una condena.

En virtud de la prueba rendida por el Ministerio Público se logró acreditar los delitos de incendio y de lesiones. Cabe señalar que el ahora condenado permanecía en prisión preventiva desde que ocurrieron los hechos y se le sumarán ahora los 12 años de condena que le dieron.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg