El 26 de noviembre de 2019, durante el denominado estallido social, un grupo de encapuchados incendió y saqueó el Hotel Costa Real en La Serena. Por este hecho solo hay un detenido, quien fue condenado por robo en lugar no habitado y desórdenes públicos a 4 años y 300 días de presidio, pena que cumplirá en libertad vigilada.

El Juzgado de Garantía de La Serena, determinó que el único condenado por el ataque al Hotel Costa Real cumplirá la pena en libertad vigilada.

Recordemos que el 26 de noviembre de 2019, durante el denominado estallido social, un grupo de encapuchados incendió y saqueó este recinto, donde Bomberos incluso debió rescatar a algunos huéspedes.

El joven de iniciales A.I.A.V.R. (27) es el único detenido conocido por los desmanes perpetrados en contra del hotel ubicado en la intersección de Avenida Francisco de Aguirre con calle Pedro Pablo Muñoz, en el centro de la capital regional.

Por esto, el Juzgado de Garantía de La Serena condenó ayer (miércoles) –en un procedimiento abreviado- a 4 años y 300 días de presidio al autor de los delitos de robo en lugar no habitado y desórdenes públicos en el Hotel Costa Real, ilícitos enmarcados en el estallido social de 2019.

El tribunal determinó además sustituir el cumplimiento efectivo de la pena por el beneficio de la libertad vigilada intensiva, con lo cual el acusado deberá “presentarse al Centro de Reinserción Social de Gendarmería en la comuna de La Serena y debiendo, además, cumplir durante el período de control con el plan de intervención individual que se apruebe en su momento”.

“Turbando gravemente la tranquilidad”

El sujeto fue detenido por la Policía de Investigaciones en el mes de abril tras ser individualizado por videos que publicó en sus cuentas de redes sociales.

Asimismo en su domicilio se encontraron diversas especies que lo vinculaban a los delitos, así como las prendas de vestir que confirmaron su posicionamiento en los hechos.

El tribunal dio por acreditado que el acusado, junto a otros sujetos que no han sido identificados, interrumpieron el tránsito en las cercanías del Hotel Costa Real, enfrentándose con Carabineros y “turbando gravemente la tranquilidad pública”.

Así, y luego de que un grupo derribara las barreras de acceso al recinto, A.I.A.V.R. y otras personas se apoderaron de mesas, sillas y artefactos electrónicos, entre otras especies, con las cuales se dieron a la fuga. Todo en el contexto de un saqueo masivo mientras se incendiaban las dependencias del hotel.

Particularmente el acusado lanzó objetos contundentes a un pasamanos de cristal de la escalera principal del lobby del edificio y sustrajo dos sillas. Daños y robo avaluados en más de 3 millones de pesos.