Nacional
Domingo 29 julio de 2018 | Publicado a las 17:46
Preparan demanda por negligencia contra Hospital de La Serena: ni√Īo quedar√≠a con secuelas
Publicado por: Felipe Delgado La información es de: Diario El Día
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúNo quiero que otra madre pase lo que yo pas√©, o que otro ni√Īo viva lo que vivi√≥ mi hijo‚ÄĚ, sostiene Stephanie Alfaro, madre de Brian, un ni√Īo serenense que a sus 13 a√Īos lucha por recuperarse de una grave enfermedad, que lo llev√≥ a someterse a varias intervenciones m√©dicas que podr√≠an dejar secuelas permanentes en su vida.

En entrevista con nuestro medio asociado El D√≠a, los padres de Brian -o ‚Äúel gigante del casco azul‚ÄĚ, como lo han llamado quienes han difundido su historia- aseguran que de haber recibido una atenci√≥n oportuna en el Hospital de La Serena ‚Äúla historia ser√≠a otra‚ÄĚ, por lo que junto a un grupo de abogados preparan una demanda contra el recinto hospitalario.

La lucha del gigante

El √ļltimo a√Īo para la familia Blanco Alfaro ha sido el m√°s dif√≠cil que han debido enfrentar. En junio de 2017, el peque√Īo Brian comenz√≥ con fuertes dolores de cabeza, v√≥mitos y una fiebre alta, por lo que sus padres lo llevaron a distintos recintos de salud, sin obtener una respuesta clara.

Los diagnósticos fueron varios. Con cuadros virales y algunos tipos de influenza, los médicos intentaban explicar lo que le sucedía, hasta que fue internado en el Hospital de La Serena, cuando los días pasaban y la salud del menor no mejoraba.

La hospitalizaci√≥n comenz√≥ el domingo 25 de junio y por la insistencia de sus padres, le realizaron un esc√°ner el d√≠a martes. ‚ÄúNos dec√≠an que eran como mil radiograf√≠as en una, pero estaba la salud de mi hijo en peligro‚ÄĚ, indic√≥ Stephanie Alfaro.

A falta de un neur√≥logo infantil en La Serena, el diagn√≥stico del examen lo dio un especialista de Coquimbo. La informaci√≥n fue que ten√≠a un absceso cerebral peque√Īo, con una sinusitis leve, por lo que fue derivado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UTI), con un tratamiento de antibi√≥ticos por 14 d√≠as para tratar la infecci√≥n, tras lo cual se le realizar√≠a otro examen.

Sin embargo, su familia no se confi√≥ del diagn√≥stico, ve√≠an como empeoraba la salud de Brian y pidieron el traslado a Santiago. ‚ÄúFue a hablar con nosotros el jefe de Pediatr√≠a y nos pregunt√≥ por qu√© quer√≠amos llevarnos al ni√Īo, si ten√≠a diagn√≥stico y tratamiento. Yo le dije que nadie desmerec√≠a su trabajo, pero que necesit√°bamos otra opini√≥n, lo ve√≠amos mal y para nosotros era grave que tuviera algo en su cabeza‚ÄĚ, relat√≥.

Como el padre del menor es funcionario de Gendarmer√≠a, con una de las asistentes sociales de la instituci√≥n gestionaron una ambulancia para su traslado. Pasadas las 14:00 del jueves llegaron hasta el Hospital de Carabineros y luego de cuatro horas, ten√≠an el resultado de nuevos ex√°menes, que les dieron el diagn√≥stico con el cual comenz√≥ un proceso doloroso, pero con el que pudieron salvarle la vida al ni√Īo.

‚ÄúA las 18:00 me dicen que mi hijo est√° grave, en riesgo vital, y que van a hacer lo que est√© en sus manos para salvarle la vida‚ÄĚ, indica Stephanie. Luego de que el neurocirujano revisara el esc√°ner, gestionaron entrarlo a pabell√≥n para sacar de inmediato la mayor cantidad de infecci√≥n posible desde su cabeza.

‚ÄúEra una sinusitis y un absceso grave, lo sacan con ventilador mec√°nico directo a la UCI, en la ma√Īana le hacen otro esc√°ner, lo ve de nuevo el neurocirujano y decide entrar con √©l a pabell√≥n al otro d√≠a. Le abrieron su cabecita de sien a sien y le retiraron parte del cr√°neo porque sus huesos estaban infectados, por eso ahora usa un casco‚ÄĚ, explica la madre.

Efectos secundarios

Pero no termin√≥ ah√≠. Desde entonces Brian sigue un estricto tratamiento. Largas hospitalizaciones, constantes operaciones y secuelas derivadas de las intervenciones vinieron acompa√Īadas adem√°s de grandes gastos y cambios radicales en la din√°mica familiar.

Brian qued√≥ con dos focos de epilepsia asintom√°tica, que si bien no se presenta con convulsiones, como en los casos m√°s comunes, se trata de una de los dos tipos m√°s graves de esta enfermedad y seg√ļn las proyecciones de los m√©dicos, podr√≠a arrastrarlas durante el resto de su vida.

Debido a la remoción de parte de su cráneo, que incluso redundó en pérdida de masa encefálica, debe usar un casco, su icónico casco azul, para proteger su cabeza mientras espera el fin definitivo de la infección, para que luego de eso le puedan instalar unas placas acrílicas, que reemplazarán sus huesos y pueda de esa forma llevar una vida lo más parecida posible a la que tenía antes de que todo comenzara.

Pero no s√≥lo en la salud del menor se ven los efectos secundarios de todo el proceso que esta familia ha debido enfrentar. ‚ÄúLa vida nos cambi√≥ del cielo a la tierra‚ÄĚ, comenta su madre, quien lamenta que por los constantes viajes han tenido que descuidar a su hija de 8 a√Īos y que Brian podr√≠a perder el a√Īo escolar.

Adem√°s, los viajes no s√≥lo han cambiado la rutina, tambi√©n han significado un sinf√≠n de gastos, los cuales, al igual que muchas familias en Chile, han debido costear con bingos, loter√≠as y colectas. Han obtenido apoyo de algunos concejales de La Serena y Stephanie se contact√≥ con el empresario Andr√≥nico Luksic, quien eval√ļa costear parte de las placas acr√≠licas que deber√° usar el menor.

‚ÄúNos vimos tan desesperados que va a llegar el d√≠a en que tenga que ponerle las placas a mi hijo y no voy a tener plata, de d√≥nde voy a sacar‚ÄĚ, explica angustiada.

Acciones legales

Stephanie Alfaro asegura que su sensaci√≥n es de ‚Äúrabia e impotencia‚ÄĚ. Incluso m√©dicos de la capital le han sugerido que junto a su esposo pidan el traslado y se vayan a vivir all√°. ‚ÄúEn salud, Santiago es Chile‚ÄĚ, indica esta madre, lamentando que familias que pasan por enfermedades graves deban salir de regiones para tratar a sus hijos, ‚Äúyo tuve la oportunidad de hacer el traslado de hospital, pero hay gente que no la tiene, y lamentablemente se mueren los ni√Īos ac√°‚ÄĚ, agreg√≥.

Para esta madre, la responsabilidad recae en los m√©dicos de La Serena, que a su juicio no habr√≠an dado una atenci√≥n oportuna a su hijo y que no le habr√≠an ‚Äútomado el peso‚ÄĚ, a la gravedad de su estado de salud, pese a que, para ellos, era evidente que no mejoraba con los d√≠as, lo que pudieron constatar una vez en Santiago.

Incluso asegura que en el Hospital de Carabineros le indicaron que se debi√≥ hacer un traslado urgente y en un helic√≥ptero de emergencia, no en una ambulancia, debido a la gravedad del menor. ‚ÄúSi no hubi√©semos insistido con el traslado mi hijo se me hubiera muerto, me lo hubieran entregado en un caj√≥n‚ÄĚ, dijo.

‚ÄúEsta semana iremos al hospital a hacer la investigaci√≥n, nosotros como pap√°s, y mediante eso se va a presentar la demanda por negligencia m√©dica, no podemos permitir que m√©dicos as√≠ sigan ejerciendo su profesi√≥n con ni√Īos, abuelitos, o con uno mismo‚ÄĚ, indic√≥ Stephanie Alfaro.

Por ahora la esperanza de esta familia es que el tratamiento haga efecto y Brian pueda recuperar el tiempo perdido. Ya sue√Īa con jugar f√ļtbol y v√≥leibol nuevamente.

En tanto, sus padres agradecen el apoyo del coronel Espinoza, junto a todos los funcionarios de Gendarmería que han ayudado en el proceso, además de las autoridades e incluso personas que de forma anónima han aportado a su causa.

Tendencias Ahora