El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Copiapó, región de Atacama, condenó a Luis Alberto Flores Valdés y Freddy Francisco Torres Gómez a las penas efectivas de 10 años y un día y 5 años y un día de presidio, respectivamente, en calidad de autores del delito de tráfico de drogas.

En fallo unánime, la instancia les aplicó las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas; más del pago de una multa de 40 UTM cada uno.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente en el kilómetro 773 de la Ruta 5 Norte, funcionarios del OS-7 de Carabineros “sorprendieron a Flores Valdés conduciendo y a Torres Gómez como acompañante, mientras transportaban tres sacos sintéticos de color naranja con manchas de líquido tipo petróleo en los que mantenían droga”.

Este procedimiento se inició porque al percatarse que Carabineros realizaba controles vehiculares en la ruta, procedieron a bajar de la camioneta los sacos.

Al ser revisados, contenían 72 paquetes contenedores de marihuana prensada y 28 paquetes con cocaína base. La cannabis arrojó un peso bruto de 60 kilos 800 gramos; en tanto la pasa base un peso bruto de 27 kilos 300 gramos, con un porcentaje de pureza entre el 13% y el 20%, según los protocolos de análisis de Instituto de Salud Pública.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.