Una camioneta robada durante un “portonazo” en Santiago fue encontrada en Arica por Carabineros.

El vehículo había sido sustraído el año pasado desde una empresa de ingeniería en Puente Alto, siendo intimidadas las víctimas con armas de fuego mientras ingresaban a su jornada laboral.

La investigación determinó que la camioneta marca Mitsubishi -avaluada en cerca de $11.5 millones de pesos- transitaba con placas patentes falsificadas, las que correspondían a otro vehículo de similares características, pero que estaba en La Serena.

El capitán Felipe Delgado informó que la camioneta rescatada fue sometida a pericias químicas, que permitieron determinar su real identidad.

También especificó que el vehículo había sido ofertado por internet y comprado por un ciudadano ariqueño, quien desconocía que éste había sido robado.